Temesa cuenta con la experiencia, infraestructura y personal calificado para llevar a cabo estudios y valoración de riesgo para la determinación del sistema de pararrayos, así como el diseño, suministro e instalación en apego normativo vigente, para garantizar la seguridad de las personas, así como de los inmuebles y sus contenidos.

¿En qué consiste un sistema de pararrayos?

Un sistema de pararrayos es un sistema de protección contra tormentas eléctricas (rayos), ya que todos los inmuebles y sus contenidos  están expuestas a estas y no podemos evitarlas, pero si podemos colocar un sistema para protegernos de ellas, este sistema está formado por:

 

 

  • Punta o puntas captadoras
  • Bajantes
  • Sistema de puesta a tierra

Tecnologías de pararrayos

Actualmente existen solo dos tecnologías con respaldo científico y certificación:

  • PDC (Pararrayo con Dispositivo de Cebado)
  • Jaula de Faraday

¿Cómo sé qué mi inmueble necesita un pararrayos?

Existe un cálculo (estudio y valoración de riesgo) para la determinación de si un inmueble requiere o no un sistema de pararrayos (NMX-J549-ANCE), en el cual se deben contemplar variables como:

  • Contenido del inmueble (afluencia de personas, equipo eléctrico-electrónico de costo elevado, materiales flamables, etc.)
  • Ubicación geográfica del inmueble
  • Número de incidencias o rayos por km cuadrado.  (Mapa Isoceráunico)
  • Altura del inmueble

Ventajas de contar con un sistema de pararrayos

Debido a que no se puede evitar ni controlar este fenómeno (descargas atmosféricas), pero si podemos protegernos de ellas, tanto las personas como los inmuebles y sus contenidos, a través de un sistema de pararrayos bien diseñado y calculado, lo que nos dará como beneficios:

  • Protección a las personas
  • Protección a los equipos eléctricos y electrónicos (equipos de alto costo, y de funcionamiento indispensable)
  • Protección en general al inmueble (construcción, estructuras), evitando riesgos por incendio o bien por impacto de la energía electrodinámica que se desprende al caer un rayo.
  • Proporcionar la trayectoria más corta y directa para disipar la corriente del rayo, y así evitar todo daño posible.

Sistema de pararrayos adecuado

Dependiendo del inmueble, es prioritario el hecho de proteger y salvaguardar las vidas humanas, por lo que se recomienda contar con un sistema de protección contra tormentas eléctricas (rayos) que cumpla con los requerimientos de cálculo y diseño en base a la normatividad aplicable.  Es importante por lo tanto considerar que solo existen dos tecnologías con sustento científico y certificación, teniendo cada una sus ventajas y desventajas, para lo cual deberá seleccionarse la más apropiada dependiendo de un estudio y valoración de riesgo del inmueble a proteger.

Contacte a un ejecutivo de TEMESA.